Help!

Cuando una persona o una pareja está esperando la llegada de un pequeño angelito, empieza a pensar en todo lo que necesitará una vez que nazca, como cochecito, ropita, aseo, pañales, biberones, cuna, mantas, sábanas, termómetro, gorritos, calcetines… y entonces es cuando empezamos a tener dificultades para tragar, haciendo cálculos, pensando en nuestra nómina.

worrybaby-e1443666679344

Desde ese momento, sobre todo las futuras madres, empezamos a hacernos a la idea que tú ya tienes de todo y que a partir de ahora, lo que vayas a comprar será todo para ese angelito que todavía no has conocido.

Por este mismo motivo, me puse a pensar en las ayudas que hay y que podría pedir, pero, siendo madre soltera, ¿había alguna ayuda extra? ¿aparte de las ayudas estatales a nivel de España, mi comunidad autónoma me ofrece otra? Pues bien, tras informarme en varias páginas oficiales, blogs, oficinas de la SS, etc, he llegado a hacerme una idea de las subvenciones que existen.

1438797553

Como supongo que no soy la única en esta situación, he decidido escribir esta entrada para que pueda servir a más gente. Lo voy a poner a modo esquemático para que así sea más fácil de entender, sin dar muchos rodeos y centrándome en las ayudas a las madres, solteras o no, por lo que la baja de paternidad no la explico.

Para parejas:

  1. Deducciones por maternidad
  2. Prestaciones de la Seguridad Social
  3. Reducción de jornada por permiso de lactancia

Para madres solteras:

  1. Trabajadoras autónomas
  2. Cheque familiar
  3. Prestación por nacimiento

Por Comunidad Autónoma

Papeleo cuando nace mi hijo

Documentos

Para parejasamor-pareja

  1. Deducciones por maternidad

Es una deducción a las que las madres trabajadoras con hijos menores de tres años tienen derecho a pedir. En este caso, cada hijo que tengas da derecho a esta deducción, pudiendo llegar hasta 1.200 euros cada uno.

Se puede solicitar durante los tres años siguientes a la inscripción en el Registro Civil con el Modelo 140. ¿Cómo pedirlo?:

  • Presentación telemática, a través de la página web https://www.agenciatributaria.gob.es/
  • Presentación telefónica, al teléfono 901 200 345
  • Presentación en las oficinas del impreso

 

  1. Prestaciones de la Seguridad Social

Las madres con un hijo menor de 18 años puede recibir una ayuda de 291 euros anuales, unos 25 euros mensuales. Para poder acceder a ella, los ingresos anuales no deben superar los 11.490 euros. En caso de un segundo hijo, la ayuda aumenta un 15% por cada hijo.

 

  1. Reducción de jornada por permiso de lactancia

Todas las madres trabajadoras tienen derecho a una reducción de la jornada laboral de una hora diaria o, si se prefiere, acumularla y disfrutarla en lo que equivaldría a 15 días más de baja sin que el salario se vea reducido. En un caso u otro, será hasta que el niño tenga 9 meses.

Para madres solteras:

  1. Trabajadoras autónomascorazón-rojo-en-la-playa-del-mar-ame-el-concepto-del-día-de-tarjeta-del-día-de-san-valentín-47511733

Esta ayuda es para madres solteras que trabajan por cuenta propia y que tienen derecho a baja por maternidad durante un período de hasta 16 semanas:

  • Siendo menor de 21 años no hay un período mínimo de cotización.
  • Entre 21 y 26 años, deberá haber cotizado mínimo 90 días en los últimos 7 años, o 180 días a lo largo de su vida.
  • A partir de 26 años, deberá haber cotizado mínimo 180 días en los últimos 7 años, o 360 días a lo largo de toda su vida.

 

  1. Cheque familiar

Este cheque constituye una ayuda anual de 1.200 euros para madres solteras con dos hijos a cargo, en caso de tener un solo hijo, no puede pedirse esta ayuda.

 

  1. Prestación por nacimiento

Esta prestación consiste en un único pago de 1.000 euros, dirigido a:

  • Familias numerosas
  • Familias monoparentales (madres solteras)
  • Madres con una discapacidad del 65%

¿Qué documentación hay que presentar?

  • DNI
  • Libro de familia
  • Justificante de ingresos (renta)

¿Cuándo sabré si me la aceptan?

  • En 45 días

Tenéis la información detallada pinchando aqui

Por Comunidad Autónoma

doc9718

Todas estas ayudas son a nivel nacional, pero, ¿y en mi comunidad autónoma? Os dejo un enlace de un blog con información según tu comunidad que espero que os ayude. Solo haz clic aqui

 

Papeleo cuando nace mi hijo

papeles-recien-nacido

Una vez que se tiene una idea de las ayudas a las que podemos acceder, yo todavía seguía teniendo una pregunta básica, pero, que al ser primeriza, no lo tenía nada claro, y es:

En el momento que mi hijo nace, ¿qué papeleos tengo que hacer? averígualo aqui

 

Documentos

pdf-logo

Por último, os dejo un enlace de la página nacional de la Seguridad Social, con todos los documentos a presentar para las prestaciones familiares, listos para descargar en pdf

 

 

Espero que os haya quedado un poco más clara la idea de las ayudas a las que podemos o no acogernos una vez que nuestro angelito ha nacido, ya que, sobre todo si eres madre soltera, estas prestaciones nos hacen un mundo, por poco que sea.

 

34508dbbcb53a22d846310dc91b397c027936d93_hq

Anuncios

El que la sigue, la consigue

Un camino de tierra, con árboles enormes a los lados y cesped, como si de una imagen de Escocia se tratase. Bajo estos árboles, mi familia, amigos, conocidos, y en medio de ese camino me encuentro yo, de pie y lista para empezar a recorrerlo, sola, pero con mi gente a mi lado. Así es como visualicé ese momento en el que supe que estaba embarazada, con miedo, pero deseando empezar a caminar, llena de ilusiones.

Beautiful-Morning-New

El día de mi primera ecografía llegó, pero no como yo esperaba. Unos días antes de mi cita con la clínica, tuve unos dolores muy fuertes en la ingle y bajones de fuerza (azúcar o tensión), tanto que apenas duraba de pie, por lo que decidí ir a urgencias. Tras contarle a la enfermera mis síntomas, esperé una hora y pasé con la ginecóloga que me estuvo reconociendo, y, afortunadamente, todo estaba correcto, no parecía ver ningún tipo de anomalía, pero entonces, ¿por qué me dolía?, no supieron decirme… por lo que me dieron cita para volver en dos semanas. Me quedé más tranquila al ver que todo iba bien, y, por supuesto, al ver a mi lentejita por primera vez, eso es, lentejita y no lentejitas, venía uno!! 😀

Durante las proximas tres o cuatro semanas tuve tres ecografías más, en la clínica y en urgencias. Fueron unos momentos únicos, poder verlo y pensar que eso estaba dentro de mí, y poder escuchar su acelerado corazoncito por primera vez… mágico Heart-Eyes

IMG-20170925-WA0002

A pesar de la alegría y la ilusión en estos días, tambien existe un gran sentimiento de miedo, miedo a que algo malo pueda pasar. El primer trimestre es crucial, y socialmente se nos dice que debemos estar preparadas por si… Las dos primeras semanas me sentía así, ilusionada pero no demasiado por lo que pudiera pasar, pero luego pensé, ¿por qué no tengo derecho de disfrutar de mi embarazo? esté de 1, de 12, de 25 o de 38 semanas, estoy embarazada y quiero disfrutar cada instante, tengo derecho de disfrutarlo.

Así que, al día siguiente me fui de compras y compré mi primera cosita para el embarazo, el libro de Mr Wonderful “9 meses”. Desde ese momento empecé a pensar cositas con las que ir rellenando cada página, fotos que pondría, detallitos, etc. y mis ilusiones iban aumentando cada vez más.

Las semanas iban pasando y cuando llegamos a la 10 decidí contarlo a mi familia. Era la celebración de un cumpleaños, momento idóneo ya que somos una familia muy grande y para juntarnos todos es difícil. Estuve pensando durante días cómo decirlo, pensé simplemente en decirselo cuando estuviéramos todos sentados, pero sólo de pensarlo no podía contener mis emociones, por lo que opción descartada. ¿Y decirlo en un video? estuve mirando varios tipos, hasta que uno me encantó, simple, sencillo y precioso, por lo que así hice y cuando estuvimos todos frente al televisor puse el vídeo. Mientras lo veían, yo no paraba de pensar en el después, en el cómo se tomarían mi decisión, madre soltera, viviendo con mis padres, sin trabajo estable… El video terminó y la reacción de todos fue felicitarme y alegrarse mucho por mí, dándome todo su apoyo para cualquier cosa que necesitase, ropa de premama, de bebe, cuna, carricoche, etc. Toda una sorpresa al ver que todos me apoyaban en mi decisión, sin dejar de repetirme una palabra, que era una VALIENTE.

Con un peso menos de encima, ya sólo me quedaba disfrutar de este embarazo. Afortunadamente lo he llevado de lujo, sin angustias ni vómitos, simplemente unas ganas tremendas por comer, comer y comer 😀

79dfbbb0e1dd507e0cdb3c95dd294d2f

Tuve mi primera visita con la matrona sobre la semana 8, me estuvo aconsejando acerca de la alimentación, cosas que no debía comer o comer menos, tipo jamón, pescados grandes, embutidos… Tambien me mandó una analítica para unas semanas después, un papel para subscribirme a la revista mi bebe y yo, y una cita nueva para Diciembre. En esta segunda cita espero que me dé alguna canastilla 😉 por que he visto que a muchas se la dan y a mi me hace mucha ilusión.

Tras haber pasado este primer trimestre, solo puedo decir que me siento la mujer más afortunada, que pase lo que pase pienso disfrutar cada momento, la emoción de ver cómo se me nota la barriguita, de ver que mis pantalones ya no me cierran, de ver cómo va creciendo mi lentajita, que ya es un limoncito 🙂 por que el tiempo vuela, y debemos ilusionarnos por el futuro, pero sin olvidar el presente.

 

 

Esperar y no deseperar

Todas las personas tenemos mecanismos de defensa, que usamos sin darnos cuenta, como por ejemplo el prepararnos mentalmente ante una situación inminente, tratando de imaginar como será, lo que sucederá para poder enfrentarnos a ella. Sin embargo, cuado hacemos esto, tendemos a agrandar la situación en sí, si tenemos miedo a volar, nos imaginamos que el avión se moverá mucho; si empezamos en un trabajo, pensamos que será muy dificil; o cuando vamos a realizarnos una inseminación, nos preparamos durante días, meses e incluso años!! para ese gran momento, que cuando llega vemos que el vuelo en avión te gustó, que estás agusto en el trabajo, o que el momento de la inseminación fué un abrir y cerrar de ojos.

Así me sentí yo, un 30 de Agosto acudí a la clínica con todos mis deberes hechos, me senté en la camilla y cuando me vine a dar cuenta… ya habían terminado!! Eso sí, para mí fue algo “bonito” al poder ir viendo por la pantalla cómo dejaban a los corredores en sus puestos, listos para empezar la carrera, allí estaban, brillando, para encontrarse con mis dos óvulos. Como he dicho antes, fue algo bonito, por que en mi otra IA no había ninguna pantalla… asi que fue todo un poco más frío y rápido. En esta vez, mi ginecóloga me iba explicando cada paso que hacía, mirando por donde subía la cánula, viendo el endometrio, etc… y cuando ví a mis campeones brillando… me hizo mucha ilusión, y justo en ese momento, dió comienzo la carrera de sus vidas!! 😀

Nada más salir de la clínica, me fuí a un hotel cercano que tenía reservado, eso sí, las maletas las dejé antes, para no coger nada de peso después de la IA 😉 y estuve un par de días sin hacer nada, hablándole a mis campeones para que corriesen lo más que pudieran y que buscasen las bolitas, jeje, también veía videos de lo que podía estar sucediendo dentro de mí, visualizando que sí estaba pasando. Ya sé que no hay un estudio que diga que hacer reposo garantiza un embarazo, pero yo era más un reposo mental, ya que no vivo sola y necesitaba estar tranquila y relajada, y oye… me vino genial desconectar.

Con mi primera IA estaba menos nerviosa, no llegué a realizarme ningún test de embarazo… pero con este intento…uff!!! los nervios me comían!! veía embarazadas por todos lados, bebés, carricoches, etc… y yo pensando por qué el mundo era tan cruel, necesitaba saber algo ya!!! aunque fuese un negativo, pero saber algo… así que al martes siguiente, 6 días después de la IA, fuí a una farmacia de guardia al salir del trabajo y me compré un test (lisubel). Eran las 2 de la mañana y estaba super nerviosa y preparándome mentalmente para el negativo, era demasiado pronto!! Allá vamos! me lo hice y tras unos 5 min de espera interminables, hablando por el móvil con una amiga, me decidí a mirar el test… una raya 😦 y la presa se abrió, me dió por llorar pensando que podía tener problemas para quedarme y no lo sabía todavía… pensaba ya en intentarlo al mes siguiente, y mientras se lo contaba a mi amiga, me puse a ver el test otra vez y… sorpresa!!! se veía algo!! yo veía algo!!! una sombrita muy floja rosadica… ahyyyy que emoción!!! pero cómo?? sólo habían pasado 6 días, era demasiado pronto!! 😮 y mi pena se convirtió en esperanza.

imgesperanza

Los días iban pasando, y estaba segura de que no iba a poder aguantar hasta el miércoles siguiente para la beta, me compraría otro test… y así fue, el Sábado por la mañana me hice otro… (My Checkearly) esta vez estaba en casa de mi amiga y ahí estabamos, esperando… y tras esos eternos minutos lo cogí y le eché una ligera mirada y seguidamente se lo pasé a ella… que ves??? que ves??? una?? dos??? y se rió, lo miro y… habian dos!!!!! se veía claramente!!! dos rayitas rosas!!! estaba embarazada?????? ahyyy madreee!!! no sabía que hacer, si reir, llorar, gritar, saltar…. 😀 Lo que sí hice, fue ir a la farmacia a por el Clear Blue, me lo hice y…. embarazada 1-2!!! ahora siii!! estaba histérica, se lo dije a los pocos que sabían que estaba intentándolo, pero en verdad quería gritarlo al mundo entero.

Llegó el Miércoles y el final de mi betaespera, tras hacerme el analisis en la clínica, tuve que esperar hora y media. Mi amiga y yo nos fuimos a desayunar y a comprar chocolate, jeje y el tiempo no pasaba… necesitaba verlo por escrito. Y el momento llegó.

Entro a consulta y mi ginecóloga me da la enhorabuena, “estás embarazada!, pero no sé si de uno o de dos!” O.o mis niveles eran altos, más de 207… ahy madre!!! pero estaba tan en shock que no le dí mucha importancia, sólamente tenía en mi cabeza dos palabras; “estoy embarazada”. Me despedí con un abrazo y esperándo en volver a vernos en un par de semanas para la primera eco y confirmar cuantas bolsitas hay.

Saliendo de la clínica, las enfermeras y hasta la recepcionista, todas super amables en todo el proceso, me felicitaron, y tras contárselo a mi gente me fuí a casa pensando en una cosa, y ahora qué???

Había llegado el momento de dejar un camino para empezar otro, la maternidad. Cada vez más cerca de conseguir mi sueño… verle la carita a mi ángel.

nuevo-camino

Nadie nace sabiendo

¿De verdad el tiempo lo cura todo? ¿o es algo a lo que nos aferramos para superar un duelo? El tiempo te da la oportunidad de pensar y meditar sobre lo ocurrido, en cosas que hubieses hecho de otra manera, o que ni si quiera hubieses hecho, llevándonos a otra frase típica… “Si lo hubiese sabido…”

Pero no hay que lamentarse, sino alegrarse de que la vida nos dé otra oportunidad para cambiar aquello que no queremos o que haremos de distinta manera, ya que así es como aprendemos, por ensayo-error. Nadie nace sabiendo.

QUE HICE

Tras el resultado de mi betaespera, tenía muchas dudas de por qué resultó negativa, qué habia hecho mal, qué hizo mal la clínica… tenía muchas dudas y una cosa muy clara; iba a volver a intentarlo.

Unos días después volví a la clínica para recoger el informe de los resultados y hablar con el ginecólogo, el cual no me pudo aclarar mucho mis dudas, o darme una razón de mi negativo, sólamente que estas cosas pasan y que la tasa de exito a la primera es baja.

He de decir que en esta clínica estaba muy agusto, confiaba plenamente en ellos, pero tras ese día que recogí el informe me dí cuenta de que lo que habían hecho era llenarme el camino de flores y regalarme los oidos. Llegaron incluso a mentirme, como en el porcenaje de éxito, diciéndome que iba aumentando con cada intento…mentira!! teniendo un 18% de éxito en la primera inseminación artificial (ia); 50% en la segunda; y un 80% en la tercera. Claro, tu vas ilusionada, confiando en los “profesionales”, te dicen eso y encima te hacen una rebaja en el precio…pues qué más se puede pedir.

Entonces después me puse a pensar qué cambiaría para mi segundo intento:

  • Cambiar de clínica lo primero. Lo que me hizo pensar esto es que tras el negativo me dijeron que cada intento era nuevo, teniendo el mismo porcentaje de éxito..what??? no me dijisteis eso!!!. Además me dijeron que para mi segundo intento pensaban pasar directamente a una FIV… enserio???? sin problemas de fertilidad, me mandais a una FIV ya?? cuando me dijisteis que eso sería ya en caso de haber intentado la ia unas 3 veces… no gracias.
  • Tomar ácido fólico. En la clínica no me dijeron en ningún momento tomar estas pastillas, sólamente despues de la ia, lo cual me resultó extraño. Después me he informado más y se recomienda empezar 3 meses antes, para evitar la espina bífida en el feto, aparte de otras cosas.
  • Cuidar mi alimentación. En ese momento no le daba importancia, pero he visto que es clave para ayudar a la fertilidad. En mi caso controlar los niveles de hierro (los tenia por debajo del mínimo en aquel momento), y el colesterol, que tambien afecta, por lo que ingiero más grasas buenas que malas, como son las nueces, arándanos, aguacates, legumbres, etc…
  • Regular mi tiroides. En el momento de la ia tenía los niveles en 4, normales, pero para quedar embarazada se aconseja que estén en 2, y, aunque empecé a tomar eutirox de 25 un par de semanas antes, los niveles seguian en casi 4. Además el ginecólogo no le dió importancia y decidió seguir.
  • Realizar deporte. Decidí moverme más y ya que yo no puedo correr ni andar más de 2km sin que me duelan las caderas, opté por montar en bici, y la verdad que te ayuda mucho, y no sólo fisicamente, sino anímicamente, dándote fuerzas para seguir adelante.
  • Ser positiva. La mente juega un papel importante en este proceso, aunque no se le dé la importancia que merece. Yo estuve la mayoría del tiempo pensando que sería negativo, para que en caso de que así fuera, el golpe fuese menor, por no fue así. ¿Si yo misma no creía que fuese posible, cómo lo iba a creer mi cuerpo?
  • Leer más sobre la reproducción asistida. Ahora me doy cuenta de lo ciega que fuí a la clínica, no sabía absolutamente nada, sólo lo que me decian ellos. Sin embargo, en este tiempo sé como funciona la cosa, lo que es normal, lo que no, cosas que hay que hacer, etc.
  • Realizar reposo. Pienso en el día de mi ia y pienso en lo loca que estuve, ya que todo fue un caos. El día de antes fue un estrés por distintas circunstancias, además me quedé a dormir en casa de una amiga para ir por la mañana temprano a la clínica en otra comunidad autónoma. Esa noche dormí poco, a las 6 de la mañana arriba, hora y media de coche, busca la clínica y aparca “cerca”. Tras la ia, volvímos al coche pero se lo había llevado la grúa… tuvimos que buscar el autobús que llevase al depósito, pagar la multa, luego otra hora y media de coche, y tras llegar a casa de mi amiga, cargar el macuto que pesaba 10kg por lo menos y a mi coche dirección mi casa. Más tarde me he dado cuenta de que hice justo lo contrario a lo que se recomienda, que es no estresarse, reposo y sobretodo, no coger peso… en qué estaría pensando??

Tras todas estas cosas que mejorar para mi segundo intento, y tras 6 meses, mi cuerpo y mi mente estamos listos para volver a la carga. Lo veo como cuando chequeas una lista para ir de viaje; clínica? √ lista; ácido fólico?√ listo; alimentación? √ listo; tiroides? √ lista; deporte?√ listo; positiva? √ 100%; informada? √ claro que sí; reposo? √ con masajes y spa, por supuesto 😀

Espero que os sirva de ayuda, por muy pequeña que sea. Si tienes cualquier duda o quieres decir algo sobre tu caso o el de otra persona, puedes dejar aquí abajo un comentario, o escribirme por privado.

Muchas gracias a tod@s y enseguida os comentaré mi siguiente estimulación hormonal, esta vez con Menopur 600, en vez de Puregón 600.

Ahy que nervios!!! 😉

Afirmacion-positiva-de-fertilidad-14

Consejos antes de una inseminación artificial

¿Qué hacer despues de una inseminación artificial?

Video “Todo por un hijo”

Eva Bernal

 

Mi Betaespera

Una habitación blanca, aparatos técnicos, enfermeras, mi ginecólogo y la camilla. Eso es lo que vi al entrar a la sala donde me iba a realizar mi inseminación artificial. Una vez me acosté en ella, mi ginecólogo me tranquilizó un poco (aunque yo estaba tranquila), y entre un parpadeo y otro ya había terminado todo y estaba de vuelta a la sala donde estaba antes para permanecer acostada unos 10-15 min.

Ya?? estás preparándote económica, física, mental y emocionalmente durante meses, semanas ahorrando, inyectándote hormonas, poniéndote óvulos para un momento que cambiará tu vida, que esperas con ansias y, ¿ya había pasado? fueron los 5 minutos más rápidos de toda mi vida… ¿Y ahora qué?

De vuelta a casa, a la normalidad, pero con la incertidumbre de no saber si todo seguía igual o algo estaba empezando a cambiar dentro de mí. La inseminación fue un 6 de Febrero y hasta el 20 no tenía que hacerme la beta (análisis de sangre).

Estas dos semanas se me hicieron eternas, como supongo que les pasa a las que estamos en esa famosa fase “La betaespera”.

que-es-la-betaespera

Yo me encontraba dividida, por un lado prefería pensar que iba a ser negativa para que en el caso de que fuese así, ir ya mentalizada y que la *stia fuese menor, y si era positiva pues mayor sorpresa. Pero por otro lado tenía muuuuuuucha ilusión de pensar que iba a ser positiva, tenía muchos síntomas; dolor y aumento de pecho; ganas de ir a orinar, llegando a despertarme todas las noches, cuando yo nunca voy al baño de noche; mucho sueño; hinchazón de barriga, etc… y aunque mi cabeza me decía que eran síntomas de la medicación, mi corazón me decía que podía ser de mi futuro positivo 😀

Los días pasaban y mis amigos me decían de hacerme un test de embarazo de la farmacia y, aunque en el fondo era la primera que quería hacerlo, no me realicé ninguno por que saliese lo que saliese no iba a estar de acuerdo y me iba a chafar… si salía una rayita solo… 😦 y si salían dos, era por la medicación ya que era demasiado pronto…

Tres o cuatro días antes de realizarme el análisis, dejé de tener los síntomas que comenté antes, entonces mi corazoncito me dijo que eso no significaba nada, que muchas mujeres no tienen síntomas las primeras semanas, incluso le pregunté a una amiga mía y me lo confirmó, ella tampoco tuvo síntomas, así que todavía había un rayito de esperanza.

betaespera-2-somdex-reproduccion-asistida

20 de Febrero, era el día, todo cambiaría o todo seguiría igual, ¿lo habría hecho bien? ¿algo habría fallado? ahhhh tenía que saberlo ya!!! Me hice el análisis, la enfermera me dió ánimos y tras unas dos horas de espera fui a la clínica, aunque pensaba que iba a ser negativo por la ausencia de síntomas, todavía quedaba alguna esperanza por ahí escondida. Me recibe la secretaria en lugar de mi ginecólogo y me da la noticia… negativo… y mi mundo se cayó.

Tras unas frases de ánimo, pero sin saber muy bien que decir, me fui de la clínica y posteriormente a una fiesta de cumpleaños con unos amigos, en la que, evidentemente, no estaba muy eufórica y sólamente tenía ganas de llegar a casa, a mi cama, pensar en todo y no pensar en nada.

Y todo siguió igual…

Allá vamos!!!

Sillas vacías, un par de parejas nerviosas por la espera, un pequeñín jugando por la sala, una mesa con revistas de maternidad, tarjetas, periódicos, carteles enormes de bebes y yo. Mientras las miradas se cruzaban en esa sala de espera de la clínica, las preguntas aumentaban, ¿será su primer intento?¿en qué etapa del tratamiento estarán?¿habían acudido a otra clínica? etc… Los minutos iban pasando, tic tac tic tac, las parejas iban entrando con el médico, tic tac tic tac, hasta que fue mi turno.

La primera consulta se basó en contarle mi caso y en explicarme en qué consistía una inseminación artificial, todo el proceso desde el primer día que te baja la regla, las pruebas que hay que realizarse, hasta los resultados de la beta. Cuando terminó de explicármelo todo no tenía ninguna duda y las tenía todas, me sentía que necesitaba un tiempo para asimilarlo y entender bien lo que me esperaba.

Durante los días siguientes me realicé las pruebas, una analítica completa y hormonal, y la histerosalpingografía, de la cual me asusté cuando me dijo en qué consistía y que en la mayoría de mujeres resultaba bastante dolorosa, pero si la beta resultaba positiva, todo habría merecido la pena. Unos días después acudí al hospital para realizármela a primera hora de la mañana, estaba un poco nerviosa pero afortunadamente las dos personas que lo hicieron fueron excelentes, y, en mi caso, la prueba no me resultó nada dolorosa, lo cual me enteré después que eso fue por que, en mi caso, no tenía las trompas obstruidas. Yuhu!!! 😀 Una cosa menos.

Sin embargo, los resultados de la analítica fueron un poco más problemáticos, ya que, aunque los niveles de la tiroides estaban en 4 (lo normal), para quedarse embarazada, se aconseja que estén en 2, por lo que me debía tomar pastillas para bajarlos un poco. Pero no fue sólo eso, sino que los niveles de hierro seguían bajos y volvió a darme infección de orina, por lo que mi médico me pidió otro análisis para ver si genéticamente podía ser celíaca, ya que presentaba muchos síntomas. Efectivamente, los resultados dieron positivo 😦 así que mi médico me dijo que empezase una dieta sin gluten, y que llevase cuidado por que esto afectaba a la fertilidad…

Estupendo!!! cuando parecía que las cosas estaban a mi favor me tropezaba con un bachecito para conseguir mi sueño, pero tranquilas por que las fuerzas se sacan de donde sea para seguir adelante y con una mentalidad positiva. 😉  mente-positiva

Tras casi mes y medio, volví a la clínica con los resultados, pero aunque los niveles de tiroides todavía no habían llegado a 2, se decidió empezar con el proceso, ya que todo lo demás estaba bien y tenía unos 8 o 9 folículos!!! Mi cara debía ser un poema por que el ginecólogo me dijo que estaba muy bien, pero que luego no “crecen” todos, solamente unos 3 como máximo, y ya me quedé más tranquila.

Ese día me compré la medicación en la farmacia; Puregón 600, Ovitrelle, y Progeffik 200, los cuales me costaron casi 400€. No sé si tú los conocerás, los dos primeros son las inyecciones (tranquila, sólo son unos pequeños pinchazos en la barriga), y el último son los óvulos vaginales que te pones al realizarte la inseminación.

 

En mi caso, estuve pinchándome Puregón durante 7 días y al octavo el Ovitrelle, y he de decir que con ninguno tuve molestias o malestar, no sentía nada diferente, por lo que dudaba si me los estaba poniendo bien o no, pero buscando por Internet, encontré más casos de mujeres a las que tampoco les había dolido, así que no le dí más vueltas. Durante estos días acudí un par de veces a la clínica para ver cómo iban mis folículos y habían 2 con muy buena pinta, por lo que todo iba estupendo.

Al décimo día acudí a la clínica a realizarme la inseminación, a pesar de que me tuve que trasladar a otra comunidad autónoma, ya que en la mía no se podía, yo estaba contenta y nerviosa de que por fin el día había llegado. Acudí con unos amigos, por lo que la espera fue más llevadera, hasta que dijeron mi nombre y los nervios aparecieron. Me pasaron a una sala con más camillas, separadas por cortinas, donde me dieron agua y una bata verde, lo que me trajo recuerdos de la operación, pero esta vez era algo bueno 🙂

Tras una media hora eterna, vinieron a por mí para llevarme a la sala donde mi ginecólogo, unas enfermeras y el semen de mi donante estaban esperando, así que no les iba a hacer esperar más. ALLÁ VAMOS!!! 😀 😀 😀

Aquí te dejo enlaces sobre la medicación y las pruebas, por si quieres más información 😉

Puregon 600

Ovitrelle 250

Celiaquia e infertilidad  

Histerosalpingografía

No te olvides que para poder escucharte primero debo saber que estás ahí 😉

 

Es MI vida

La vida se basa en tomar decisiones, las tomamos continuamente determinando nuestro futuro, estudiar una cosa u otra, hacer un viaje o no, empezar una relación o seguir soltera, cambiar o no de look…

Todas estas cosas y 100.000 más nos convierten en las personas que somos, por lo que debemos ser positivos y agradecidos de haber sido lo suficientemente valientes para ir marcando nuestro camino, siendo sinceros con nosotros mismos, por muy difícil que fuese la decisión y sin saber lo que nos depararía.

Curiosamente, yo me sentía en esa misma situación, donde debía tomar una decisión que cambiaría mi vida para siempre, pero que en el fondo sabía que era la correcta y que por muy difícil que me resultara, debía ser valiente y seguir adelante para conseguir uno de mis mayores sueños aunque fuese soltera, y era el de ser madre.

14152218874pl8c

En ese momento una sensación de alegría, euforia y entusiasmo recorrían cada parte de mi cuerpo queriendo empezar cuanto antes, por lo que empecé a informarme en Internet, blogs, foros, etc.

El principal problema al que me enfrentaba era el económico ya que mi situación laboral no era muy estable y, desgraciadamente, donde yo vivo, la Seguridad Social no cubre las inseminaciones artificiales a mujeres solteras, así que debía ahorrar por unos meses para conseguir el dinero, que rondaba los 1500€,  incluyendo la medicación. Durante estos meses estaba algo nerviosa, ya que siempre iba a tener un reloj mental recordándome que no podía esperar mucho ya que en cualquier momento se podría reproducir el tumor y mi sueño de ser madre se esfumaría.

Cada revisión con el oncólogo era horrible, llegaba muerta de miedo por lo que pudiera decirme, hasta que un año después de la operación, en una de esas revisiones, todo seguía perfecto y me dije, no puedo esperar más, ahora es el momento!! 😀

A la mañana siguiente ya estaba pidiendo cita en varias clínicas para ver lo que me decían, pero cómo elegir una u otra si todas “venden” lo mismo?? Tras un mes de citas, me decidí por una!! mis nervios volvían a recorrer mi cuerpo, esto iba enserio!!

Durante unos días estuve pensando si decirlo en mi familia o no, si prefería llevarlo en secreto, si sería lo mejor para mí, y tras muchas conversaciones con mi almohada decidí llevar esto yo sola y no comentar nada a mi familia hasta que la beta diera positivo.

Y el día de la cita con la clínica llegó, y mi mente me estaba volviendo loca, pensando en lo que diría mi gente, en cómo iba a criar a mi hijo sin un trabajo estable, en casa de mis padres, en esperarme a encontrar estabilidad, a una pareja…pero ahí estaba mi reloj, devolviéndome los pies a la tierra, NO HAY TIEMPO! Por lo que me monté en el coche y todas esas dudas se fueron, es mi vida y voy a vivirla de la mejor manera que pueda, a quien le guste bien, y a quien no, que se aguante. 😉

f0182923771526b28cd2b5f78c16eedc